Tan antiguo como el mundo

Sinopsis

La velocidad, el consumo y el exceso tecnológico se han convertido en los parámetros fundamentales del mundo contemporáneo. En un contexto semejante, en el que dichas realidades han quedado supeditadas a la generación de beneficios económicos constantes, se hace urgente plantear una pregunta: ¿Qué lugar les queda a la pintura y a la poesía como vías de aproximación a la existencia en pleno siglo XXI? En un viaje sin destino fijo, el pintor Antón Lamazares se encuentra con distintos amigos y familiares junto a los cuales reflexiona en torno a algunas cuestiones decisivas como la espiritualidad, la infancia, el tiempo, la aldea, la memoria o la muerte.

Puedes verla en:

Mujeres de Cine VOD

Puedes adquirirla en:

La Central
La Rueda Distribución


Prensa


Notas de los directores

¿El eje de la película plantea una reflexión en torno al lugar que le queda a la pintura y a la poesía como formas de entender la existencia?
En realidad el eje de la película es una reflexión sobre la memoria y el tiempo, sobre la tradición y el progreso. Aun así, tanto la pintura como la poesía tienen un papel fundamental. En una época como la nuestra, en la que todo está mediado por la rentabilidad, queríamos resaltar que la pintura y la poesía siguen siendo necesarias para construir una mirada y una forma de entender la existencia. Sería, por tanto, una postura antagónica a la que planteaba Platón en su República, cuando expulsaba a los poetas para articular una polis perfecta.

¿Podemos decir de todas formas que el argumento es un retrato del pintor Lamazares y los temas que le preocupan?
En ningún momento nos planteamos hacer una película sobre la vida y la figura de Antón Lamazares. Lo que nos propusimos fue hacer una película que hablase sobre ciertos temas en una época como la nuestra. Es decir, tomar una conciencia directa de nuestra relación con el tiempo, con la muerte, con la espiritualidad… y con la violencia globalizada. En ese sentido Lamazares funciona como el hilo conductor de estas reflexiones. Sin duda, al acercarnos tanto a su persona, presentamos también su trabajo como pintor, que es cuando el espectador descubre que su obra es una clara materialización de su concepción del mundo y de su forma de relacionarse con las cosas: aspirar a una belleza que está construida sobre la encarnación del drama; darle un respiro o un hálito de brillo a la realidad más oscura.

¿Cómo surgió la idea? ¿Por qué Antón Lamazares?
La idea surgió de un modo muy lento. Primero descubrimos el trabajo de Lamazares, que nos interesó por su complejidad, por su densidad; cómo a través de finas capas de barniz plasmadas sobre cartones consigue hablar sobre temas tan diversos como el paso del tiempo, la memoria, la muerte… Circunstancialmente luego le conocimos a él y nos interesó muchísimo su forma de trasmitir sus ideas y su mirada ante las cosas. Es una persona con una postura artística muy clara y rotunda, y eso nos atrajo mucho.

¿El documental se adentra en las contradicciones (pros/contras) que conlleva la modernidad?
A lo largo de la película se plantean toda una serie de contradicciones que hacen muy difícil llegar a alguna respuesta cerrada. Por ejemplo, Lamazares ensalza, en su recuerdo, el mundo de la aldea, pero él ya no vive en ella, y su madre y su madrina -también partícipes en el film- consideran, sin dudarlo, que hoy las cosas son mejores que antes gracias a la carretera y a los coches. La modernidad es una época atravesada de lado a lado por el concepto de crisis, y eso mismo es lo que hemos querido traer a colación: crisis políticas, bélicas, económicas,
sociales. Y todo ello dentro de una lógica del progreso que ya se han encargado muchos pensadores de poner en cuestión. Ahora bien, pensar las contradicciones de la modernidad no implica obviar que también hemos atravesado un periodo llamado posmoderno muy bien analizado por autores como David Harvey. De esa lógica transformadora, nos interesa mucho el modo en que Pasolini describió la era del consumismo; cuando éste se introdujo en nuestras sociedades como un sistema ideológico, la posibilidad de retornar a ciertas actitudes sociales de comunidad se hizo prácticamente imposible.

Premios

  • Círculo Precolombino de Oro
    29.º Festival Internacional de Cine de Bogotá, 2012

Selecciones oficiales

Internacionales y nacionales

  • Universidad Carleton Collage (Minneapolis, 2017)
  • Filmoteca de Andalucía de Córdoba, 2016
  • Sala Berlanga, sala comercial (Madrid, 2014)
  • Galería de arte Odalys (Madrid, 2014)
  • VIII Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia (MUCES, Segovia, 2013)
  • TEA (Tenerife Espacio de las Artes), sala comercial, España (octubre 2013)
  • Cines Monopol, Las Palmas, España (noviembre 2013)
  • MARFICI Festival Internacional de Cine independiente de Mar de Plata, Argentina (Agosto 2013)
  • “Ciclo Indie” de la Academia de Cine de Madrid, junio 2013
  • II Festival de primavera de Vigo (SECCIÓN OFICIAL), Vigo, 2013
  • Estreno en el Ciclo Docma de la Cineteca de Matadero de Madrid, 2013
  • Muestra de Cine Canario del Proyecto Semilla, Centro Cultural El Paso, La Palma, 2013
  • 29º Festival Internacional de Cine de Bogotá, (SECCIÓN DOCUMENTAL SOBRE ARTE), Colombia, 2012
  • 13º Festival Internacional de Cine de Las Palmas de G.C., (SECCIÓN PANORAMA), España, 2012
  • Proyección en la Cinemateca Distrital de Bogotá, Colombia, 2012
  • Festival de Cine del Guaviare (Fundación Cine para el Desarrollo Social), Colombia, 2012

Ficha técnica

Dirección
Nayra y Javier Sanz Fuentes
Reparto
Antón Lamazares, Carlos G. Reigosa, Javier Fuentes Feo, Carlos Oroza, Lucila Silva y María Silva
Dirección de fotografía
Nayra y Javier Sanz Fuentes, Michael Sandoval
Producción ejecutiva
Jana Safu, J.L Sanz Garnica
Selección musical
José Luis Maire y Marta Morales
Sonido
Marco de Gregori
Posproducción
Ricardo Furió y Vicente Lacorzana
Duración
87’
Productora
Rinoceronte Films S. L.