Lamazares delante de la claqueta (Alfonso Loño)

La película Tan antiguo como el mundo no es un biopic y tampoco un trabajo audiovisual sobre el perfil del artista Antón Lamazares. Pero su guión si se nutre de las experiencias vitales y creativas para mostrar en un largometraje reflexiones vitales comunes que el de Maceira plasma en sus obras.

El artista lalinense Antón Lamazares protagoniza la película Tan antiguo como el mundo,que, producida por Rinoceronte Films,recurre a las reflexiones vitales que el de Maceira plasma en su obra para mostrar al público escenarios y situaciones tan diversas como cotidianas.

La Cineteca del centro cultural Matadero de Madrid albergó ayer la presentación de la cinta dirigida por los hermanos Nayra y Javier Fuentes y a la que motivos personales impidieron al protagonista estar presente en el acto. Nayra Fuentes se apresura a indicar que el trabajo audiovisual no es el clásico biopic y lo califica como “un documental ficcionado” en el que Antón habla sobre cuestiones que a los cineastas les preocupan y entienden que el artista es el personaje idóneo para aportarle el hilo narrativo.“ En realidad el eje de la película es una reflexión sobre la memoria y el tiempo.Tanto la pintura como la poesía tienen un papel fundamental”, subraya Nayra Fuentes.

La producción del largometraje comenzó hace un lustro con motivo de la exposición Domus Omnia de Lamazares en el museo Kiscelli de Budapest. En un viejo templo restaurado como sala de arte se rodó una parte de la cinta. Las otras localizaciones fueron en su Maceira natal, en la que aparece disertando con su madre y su madrina. En Galicia el equipo también visitó los parajes “idílicos” de Mondoñedo y del faro Touriñán.El contrapunto a estas pinceladas bucólicas lo toparon los directores en Nueva York, escenario de otras secuencias del largometraje, que también llevó sus cámaras al desierto jordano de Wadi Rum o a los vestigios de la ciudad de Petra, sin olvidar la capital alemana,en la que reside desde hace años el ilustre lalinense.

Estreno en Lalín
La película ya obtuvo algunos galardones en festivales y tras su presentación en Madrid –se acabó de rodar el año pasado– los directores reconocen su interés porque la cinta sea exhibida en la tierra natal de Antón. Ahora, la productora tratará de llegar a un acuerdo para presentar el largometraje en la capital dezana.