«Es un filme para reflexionar sobre el tiempo y la muerte» (Amelia Ferreiroa)

Una reflexión sobre la relación humana respecto del tiempo y cómo se vive la contemporaneidad de la muerte llevó a los hermanos Nayra y Javier Sanz Fuentes a rodar la película «Tan antiguo como el mundo», que se podrá visualizar este sábado en el Salón Teatro de Lalín; con entrada gratuita hasta completar aforo, y a partir delas 20.30 horas, y que protagoniza el artista lalinense Antón Lamazares.

Reflexionan sobre cómo nos relacionamos con el tiempo y llegan a la obra de Lamazares…
Es una obra que nos fascinó ya que en ella esos temas están reflejados a través de sus creacio-nes artísticas. Es un filme para
reflexionar sobre el tiempo, la muerte, la memoria… Es un filme ensayo en el que la palabra y la imagen tienen mucho peso. Trata temas tan antiguos como el mundo, como dice el título de la película, y nos pareció fascinante tratarlos a través de la obra de Lamazares.

¿El artista de Maceira es el hilo conductor del largometraje?
Es como vamos desvelando la forma en que trabaja Antón. El rodaje comenzó en Budapest, en una iglesia bombardeada en la Segunda Guerra Mundial, y a partir de ahí estuvimos en Herbón, Mondoñedo, Berlín, Nueva York… Rodamos en todas las estaciones del año y durante dos
años. Y ahí está Lamazares que funciona un poco como hilo conductor y se encuentra con personajes como Carlos Oroza o Reigosa
con los que conversa. Reflexiones que pueden llegar a materializarse en una obra plástica. Secuencias más poéticas, otras
más discursivas…

¿Hablamos de un guión definido y cerrado?
No. No había un guión definido. Se fue construyendo poco a poco y surgiendo espacios…

Estrenado en 2012, ¿llega finalmente a casa?
Nos venían pidiendo que se proyectara en Lalín, ya que se rodó también en Maceira. Fue premiado en Bogotá, se pasó en la Sala Berlanga de Madrid y espero que llegue a institutos.